Imagina que existan días libres para las mamás, ¿Será esto posible?

días libres para las mamásAl igual que todas las madres, yo amo a mis hijos y no lo cambiaría por nada en el mundo. Sin embargo ser mamá es una tarea súper agotadora que en ocasiones nos ponen a pensar en la ilusa idea de que existan días libres para las mamás.

Todo el que trabaja en labores diferentes a las responsabilidades de su propio hogar dispone de varias horas libres cada semana que les permiten desconectarse de sus jornadas laborales, descansar y recobrar fuerzas para reintegrarse nuevamente pero ¿pueden las mamás darse ese lujo?

Absolutamente NO, aunque como mamá te tomes un día para darte cariño, ir a un spa, arreglarte el pelo, hacerte las uñas, irte de compras o salir con las amigas; NUNCA pero nunca te desconecta de tus hijos, siempre estarás pensando en si están bien,si ya comieron… en fin en esas cosas que sólo las mamás tienen pendiente.

¿Días libres para las mamás, y qué tanto hacen?

Está es la pregunta del millón de pesos, la que muchos se hacen, de la que otros se agarran y dicen “pero tú no trabajas”. En fin vamos a ver que tanto hace una mamá en un día a ver si realmente trabaja.

En el diario vivir de una mamá un día tiene más que 24 horas, incluso dormida las mamás no abortan su labor y más aún cuando tienen más de un niño.

Mi día a día, al igual que el de muchas otras mamis, inicia mucho antes de las seis de la mañana con una combinación de lactancia, pan con mantequilla de maní y harina; una para cada gusto. Eso es sin hablar del menú de los adultos.

“Mis tres tesoros son lo que yo llamaría los verdaderos relojes despertadores, pues, sin importar el día ellos despiertan, antes de las seis de la mañana, a todo aquel que esté durmiendo en casa”

A esto sigue una tanda de persuasión para alistar a Steven para el colegio y eso que aún estoy en licencia post natal.

Entre Más y Abril, recoger la casa y preparar el almuerzo​ son las 12:00, hora en que regresa Steven y comienza la guerra por la comida, el que tiene niños melindrosos sabe de qué hablo.

Regularmente, en las tardes los niños duermen una siesta, sin embargo los mío prefieren regar, pelear entre sí, cantar, treparse, ir a la cocina a buscar “camida”. Al cabo de las seis de la tarde ya se hace agotador pues mientras ellos están activos mamá es el árbitro, la supervisora, cocinera, conserje. Ufff ya me cansé de sólo pensarlo, viéndolo desde este punto realmente son necesarios los días libres para las mamás.

En la tarde también hay que hacer tareas y aunque sólo hay uno en la escuela todos quieren participar de las asignaciones por lo que mamá también es profesora.

Mientras todo esto ocurre, recuerden que mamá además es ama de casa, entiéndase que todas las labores que regularmente​ se hacen en el hogar ella debe hacerlas. Gracias a Dios que tengo ayuda.

Sin dudas ser mamá es la profesión más completa, las mamás son:

  1. Médicos
  2. Maestras
  3. Magas
  4. Payasas
  5. Cocineras
  6. Entrenadoras
  7. Cantantes​ y compositoras
  8. Y muchas más

Ya llegó la noche y es hora de la cena, cada uno elige algo distinto del menú y de acuerdo a la disponibilidad mamá lo elabora, luego de algunas discusiones por el plato, la cuchara, la silla y el agua hay que prepararse para dormir, otro de los procesos complicados a los que mamá se enfrenta pues la disputa en esta ocasión es por quién se mete a la cama de quien…

Una vez dormidos ya mamá puede sentarse más o menos tranquila, ir al baño, sí ir al baño pues como mamá sabes que ni el momento del baño los niños respetan.

Pero ya dormidos, mamá se pasea varias veces por la habitación de los niños para confirmar que estén bien. Hasta el grito del gato del vecino es suficiente para alarmar a mamá.

“¿Eres de las que te quedas mirando el pecho y la panza de tu hijo para ver si respira? ¿Algo loco verdad? Eso hacen las mamás”.

Mis soles están en una edad demandante, Más es un bebé y necesita atención todo el tiempo; la nena, Abril tiene casi dos, hay aquellos dos años que las mamás quisieran que pasen de largo.

Mi nena se para en medio de cualquier espacio analizando qué cosa tocar, incluso​ los conectores de electricidad, cables de cargar los teléfonos, fósforo. No hay nada que Abril no quiera saber qué es. Y cuando digo nada es nada. Imaginas la atención que requiere.

Mi pequeño mayor, Steven… el niño de las mil y una pregunta. Si sabes algo de periodismo habrás escuchado de las seis preguntas que toda información debe responder. Pues mi flaquito quieres saberlas todas de cualquier tema. Qué, cómo, cuándo, quién, dónde y por qué o para qué. De todo quiere respuestas y no simples.

Y hay de ti que no la sepas: por cierto sabes cómo se dice Mouse en inglés…

No se deben quedar los regueros, aquella gran juguetería en que se convierte la casa donde hay niños. Estos son interminables.

Una mamá trabaja hasta cuando duerme. ¿A caso no te sueñas haciendo cosas por tus pequeños?

Definitivamente es improbable que hayan días libres para las mamás. Ser mamá es un trabajo a tiempo completo, sin días libres, ni licencias y mucho menos vacaciones.

Si eres de esas mamis trabajadora y crees que sería excelente que existan días libres para las mamás deja tu comentario y dinos qué cosas hacen tus chiquitos que te ponen a trabajar doble o si crees que son necesarios los días libres para las mamás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *