Un millón con una sola voz, un solo objetivo, una sola causa

En este país la clase política, después que lo elegimos, termina haciendo lo que les da la gana, es por eso que de manera particular me uno a aquellos que de manera pacífica se juntaran el domingo en el Parque Independencia a solicitar ser escuchado, a pedir que no se nos obligue a pagar por algo que no disfrutamos. 
 
Ahí, en el Parque Independencia  se juntará el millón que no disfruta de un apartamento en la Torre del Progreso, el millón que recibe más horas de apagones que de energía eléctrica, el millón que debe llegar a las 5 de la mañana a un hospital para ser atendido a las 3 de la tarde, el millón que debe enviar a sus hijos a la escuela publica a recibir clases debajo de arboles y con profesores con sueldos pírricos mientras la ministra se aumenta el sueldo al doble, el millón que va a hacerse profesional a la UASD y corre el riesgo de terminar como William Florián por exigir sus derechos y el millón que no recibirá una canasta navideñas valorada en mas de 7 mil pesos, de esas de la JCE. 
 
Considero que en cada región del país debe juntarse el millón de dominicanos que terminará pagando el robo, el dispendio de los fondos públicos, la forma de vida derrochadora que quienes nos impusieron esta reforma (diputados, senadores y políticos en general). 
 
Así, como en el Parque Independencia se juntara un millón de dominicanos también lo deben hacer en el Monumento de Santiago y en cada punto del país en donde hallan dominicanos sinceros y que les duele lo que hacen la clase política con quienes los elige. 
 
Basta ya…
 
Carolin Almonte.-

1 thought on “Un millón con una sola voz, un solo objetivo, una sola causa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *